¿Cómo generar o incrementar las ventas sin bajar precios?

Este es el quebradero de cabeza en el que nos liamos muchas veces y la mayor parte del tiempo, sobre todo cuando no tenemos claridad de nuestro negocio ¿Cómo obtener dinero? ¿Cómo incremento las ventas? Estas preguntas nos ocupan más de lo que deberían. Ok, empecemos por las causas, no por los resultados.

¡Primero genera valor y luego véndelo!

Seguro tienes algo por ofrecer, algo que si bien lo hacen otros, no lo hacen como tú, o sencillamente eres la opción más cercana a ese cliente que está esperando que ofrezcas lo que haces.

Hemos iniciado haciéndonos las preguntas equivocadas, a continuación haremos las que debemos tener claro. Tácticas, tips, estrategias, llámalos como quieras pero debes tener claro lo siguiente, te diré tres cosas y una más, que te ayudarán.

Estás emprendiendo o ya tienes un negocio y quieres incrementar las ventas, pero has llegado a un punto donde no sabes con claridad qué hacer. Empieza por definir tus productos o servicios, ¿Qué es lo que vas a ofrecer? Luego ¿A quién se lo vas a ofrecer? Y ¿Cómo lo vas a hacer? Por último el ¿Por qué?.

1- Identifica el ¿Por qué? de tu producto o servicio.

Si sabes qué es lo que ofreces y sabes a quién, pero quizá no tienes claro el ¿por qué? Allí es donde debes enfocarte para poder iniciar, retomar, y así avanzar para cumplir con el objetivo de incrementar las ventas.
Sabemos que generar valor y luego venderlo no es suficiente, es solo el inicio. Así que, debemos tener claro ¿Cuáles son las razones por las que nos comprarían o ya lo están haciendo? Esto nos ayudará a refinar la calidad de nuestro producto o servicio, pero lo que quiero decir, es que debemos saber el ¿Por qué de nuestro negocio? Nuestra respuesta no será que solo queremos dinero, pues debe haber un propósito, un ideal, debemos conocer el corazón de nuestro negocio. Esta es la clave si queremos tener éxito.

2- Genera valor innovando.

Los productos, servicios y empresas son tan diversas como quieras. Lamentablemente, algunas empresas llegan al punto en el que dejan de generar valor (dejan de innovar) sin embargo, esperan seguir siendo retribuidas de la misma forma que en el principio, o quizá más. Presionan a su fuerza de ventas al punto de hacerlos ofrecer algo que ya no cumple con estándares de calidad, y han degradado tanto el producto que podemos decir que no es el mismo. Renueva tus productos, optimiza tus servicios, indaga qué es lo que aún les falta a tus clientes, esos clientes que ya tienes y los que están por venir.

3- Buena publicidad.

También, podemos encontrar un buen producto (que se diferencia de los demás) y un servicio regular o pésimo. Incluso podemos encontrar que ambos factores son buenos, tanto el servicio como el producto, pero continúan sin poder avanzar o quizá con un crecimiento muy lento. Pero aquí está la otra llave: cuando un negocio inicia necesita publicidad (una buena publicidad), darse a conocer. Cuando quieren reinventarse, o promover algún producto, necesitan publicitarse, pero si la calidad de la publicidad refleja algo menos de lo que realmente tiene la empresa, o exagera (publicidad engañosa), no verás el crecimiento que esperas o atraerás a quienes no quieres como clientes.

Cuando eso sucede, te encuentras con un problema que ya se está volviendo común: persigues clientes de forma tan obsesiva que se convierte en acoso y como a nadie le gusta ser acosado, los ahuyentas. Lo correcto es atraerlos, pero tienes tanto afán por el dinero que sigues acosandolos, publicas en tus redes y en donde puedas con letras en grande: !Vendo¡ !Vendo!. Te diré que personalmente no tengo problema con que me vendas, si lo que me vendes es lo que necesito, pero debes entender a tu público, puede que hayas escrito vendo pero tu cliente lo verá como una expresión desesperada porque no está viendo el valor de lo que ofreces.

4- Servicio al cliente no al presidente.

Ahora, puedes tener un mal producto y una buena publicidad, ¡sí!, pero tu crecimiento también se verá estancado hasta que no mejores lo que ofreces, y te puedo decir que tendrás un cliente una vez y quizá con mucha suerte, ¡Mucha! éste regrese una segunda vez, pero no habrá una tercera, tenlo por seguro.

Vendeles bien o no lo hagas, consiente a tu cliente, el que ya tienes, tu desgaste será mayor si intentas buscar clientes tú solo, pero si dejas que tus clientes los que ya tienes te ayuden, será más sencillo, y esto no ocurrirá si los dejas de lado para alimentarte solo a ti.
Entonces me dirás. “Espera, yo aún no tengo clientes estoy empezando, ¿cómo los voy a consentir? tendré que bajar los precios para competir”. Pues no pretendo darte la solución a cada caso pero si después de haber llegado hasta aquí aún piensas asi, debes volver a leer esto.

Recuerda:

No persigas, atrae, atrae con valor. Pregúntate ¿Cuánto presupuesto inviertes en publicidad? ¿Cuán innovador estás siendo? ¿Qué tan bien cuidas tu imagen? El mercado es muy competitivo y los detalles cuentan, no permitas que una mala práctica te deje ir las ventas. Tu imagen está en cada acción que realizas para quedarte en la mente de tu cliente, cuídala.

En el siguiente Blog ahondaremos un poco más en cómo agregar valor a tu marca y cautivar a tu público.

Si estás emprendiendo o ya eres una empresa constituida y deseas asesoría contáctanos.

Contacto: +(57) 302 207 4343

hola@multimediapro.com.co

Santiago de Cali – Colombia.